5 tips para evitar la resequedad en tus extensiones

Extensiones resecas

5 tips para evitar la resequedad en tus extensiones

Como sabrás, Un cabello sedoso, con cuerpo, humectado es el resultado de lo que comemos. Nuestro cabello esta hecho de proteínas y se alimenta de los nutrientes llegan a nuestro cuero cabelludo.

Sin embargo, aunque tus extensiones sean 100% humanas, es probable que puedan sufrir resequedad. Porque?

La respuesta es mucho más sencilla de lo que puedes imaginar, a pesar de ser cabello 100% humano, una vez cortado ese cabello no tiene forma de recibir nutrientes del cuero cabelludo, razón por la cual se hace necesario que le des una ayudita a tus extensiones para mantenerlas humectadas.

1. Duerme con el cabello recogido en un gorro

Las almohadas, sábanas, tendidos de cama, etc. Generalmente están hechos de algodón; este material absorbe la grasa de tu cabello la cual es necesaria para mantenerlo hidratado, al dormir con un gorro la grasa natural del cabello permanece por más tiempo manteniéndolo hidratado.

Si tu cabello es graso, bastará con usar un gorro. Si tienes cabello reseco o estás recuperando tu cabello o tus extensiones después de algún procedimiento químico como tintes o permanentes puedes usar unas gotas de aceite de almendras sobre tu cabello antes de dormir.

2. Lava siempre tu cabello y tus extensiones con agua fría

El agua caliente provoca resequedad del cabello; el agua fría por el contrario aporta brillo.

Para el caso de las extensiones, el agua caliente saca por completo las grasas naturales protectoras del cabello, lo cual provoca resequedad.

3. Usa el shampoo solo en la raíz del cabello.

Cuando laves tu cabello, evita aplicar shampoo de medios a puntas. Úsalo sólo en la raíz del cabello. Para tus extensiones, usa siempre champú para cabello reseco, evitando aplicar en las costuras; si tu cabello es reseco también puedes usar el mismo en ambos casos. Recuerda que tus extensiones sólo necesitan una cantidad mínima de champú; debemos ser muy cautelosas con el uso de champú y generosas con el uso de acondicionadores.

4. Evita usar calor.

Intenta encontrar la manera de darle forma a tu pelo sin usar ninguno instrumento que signifique calor, como planchas o secadores, ya que contribuyen a resecar tu pelo.

Peinar, estirar el cabello y sostener con una pinza mientras el cabello está húmedo puede ayudar a alisar el cabello naturalmente, en especial la zona del capul.

5. Desenreda y peina tu cabello y tus extensiones con cuidado.

Cuando peinamos fuerte y bruscamente nuestro cabello podemos quebrarlo o maltratarlo. Si se enreda tu cabello o tus extensiones ten en cuenta que sólo debes peinar o desenredar tu cabello cuando está seco; el cabello mojado es mucho más débil y se rompe con facilidad; en el caso de las extensiones, asegúrate que estén totalmente secas antes de peinarlas ya que mojadas se pueden desprender fácilmente de la costura.

Peina tu cabello y tus extensiones siempre desde las puntas hacia la raíz, es decir, desenreda primero las puntas de tu cabello, luego la parte media hasta llegar a la raíz.

Si sientes que no es fácil desenredarlas, usa algún producto como cremas para peinar, acondicionadores, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *